Anestesias sin anestesiólogo. La banalización de nuestro trabajo y el valor de las palabras

Vestir a la sedación de anestesia es una minusvaloración de nuestro trabajo

Recientemente la Consejería de Sanidad de Castilla la Mancha en España (SESCAM) ha publicado su normativa  para que algunas anestesias fuera de quirófano sean realizadas por personal que no es anestesiólogo. Es decir, permite realizar anestesias sin anestesista. Circunstancia esta denunciada por la SEDAR (Sociedad Española de Anestesia y Reanimación)

Estas anestesias para realizar endoscopias digestivas a las que todo el mundo llama “sedaciones” se realizarían por el personal no médico a indicación del propio digestólogo o endoscopista presente. El endoscopista se convierte así en un médico capacitado para realizar dicha técnica anestésica a través de cursos de uno o varios días (con suerte) de duración. Unos cursos impartidos y cobrados, muchas veces, por colegas nuestros de profesión en un vano intento de aportar algo de seguridad a una técnica que se tarda años en controlar adecuadamente. Así lo entendió la FED americana en 2010 negando el cambio de indicaciones y manejo del fármaco llamado propofol a petición del Colegio Americano de Gastroenterólogos y Endoscopistas, por entender, que dicho cambio supondría un perjuicio en la seguridad del manejo de dicho fármaco.

Documento de consenso de la Sociedades Europeas de Anestesiología sobre el tema

En este caso la justificación del valor de las palabras forma parte del problema, y el peligro de las definiciones, del que ya nos advirtió Erasmo de Róterdam, es el catalizador de un problema que no es nuevo. Hemos banalizado y confundido la definición de anestesia frente a la de sedación.

Sedación: Acción y efecto de sedar. Sedar: Del latín Sedare. Apaciguar, calmar, sosegar

Anestesia: del griego aisthesis (sensibilidad) Falta o privación general o parcial de la sensibilidad , ya por efecto de un padecimiento, ya artificialmente producida.

El cómo definir a la “sedación” implica qué medios se deben aportar para realizarla de manera eficiente. Sin embargo, los encargados de organizar y aportar dichos medios no solo confunden estas definiciones, sino que crean otras nuevas sin demasiado fundamento científico (sedación inconsciente, sedación pediátrica, sedación profunda…) También se olvida que el alto grado de seguridad alcanzado hoy en día en la medicina, y en especial, la anestesiología, es fruto de una serie de protocolos de seguridad aplicados a nuestro quehacer diario. Unos protocolos o normas que tienen un coste pero que definen el nivel de seguridad que queremos aportar al hecho de anestesiar a seres humanos.

El adecuado conocimiento in situ de lo que le pasa al paciente (monitorización), el análisis previo de patologías y factores que puedan incidir en el acto anestésico (el llamado preoperatorio), la formación adecuada del anestesiólogo y la individualización de cada acto (un anestesiólogo-un paciente) son, a mi entender, los pilares sobre los que descansa la cultura de seguridad creada en torno a nuestra profesión como anestesiólogo y que la crisis económica trata de romper.

Las presiones de los gestores de salud, tanto en el ámbito público como privado, para conseguir una mayor efectividad en los procesos médicos nos han llevado a confundir las herramientas con el fin. Los anestesiólogos siempre hemos sido, y espero que sigamos siendo, líderes en la cultura de la seguridad. Sin embargo, asistimos a un periodo en el que se minusvalora cada acto médico, especialmente el realizado fuera de quirófano. Asistimos al hecho de que nuestros pacientes piensan que estas anestesias realizadas fuera de quirófano son seguras por el acto en sí, y no por los procedimientos de seguridad aportados.

Del desaconsejable miedo a ser anestesiado, hemos pasado a crear una cultura del nunca pasa nada. Del prudente respeto a la anestesia, a la exigencia de que todo tiene que salir bien, y, si no, es culpa de los médicos. Los anestesiólogos hemos aportado mucho a esta nueva percepción de la seguridad en anestesia. Muchos de nosotros no tenemos claro que el concepto real de sedación es análogo al de ansiolisis y no al de anestesia general en espontánea, bien por desconocimiento, bien por miedo a perder nuestro puesto de trabajo. 

Estamos perdiendo la actitud pedagógica de nuestro trabajo, pues explicar no es asustar, pero tampoco es minimizar o excluir los riesgos. El público en general, y nuestros pacientes en particular, necesitan entender que llamar “sedación” a administrar un hipnótico hasta alcanzar una inconsciencia y un grado de inmovilidad frente al dolor es un mal uso de las palabras.

Si nuestros pacientes no entienden que el acto anestésico realizado en una colonoscopia se asemeja mucho (cuando no es igual) al de un legrado obstétrico, una histeroscopia con polipectomía, o una resección de pólipos vesicales, por poner algún ejemplo, estos no van a exigir que se implanten las elementales medidas de seguridad, como es que te anestesie alguien que sepa anestesia.  Así de simple.

“El mundo se cambia con tu ejemplo no con tu opinión” (Paulo Coelho) Por ello os pido que no estigmaticéis a aquellos que piden un preoperatorio correcto para dormir a una simple endoscopia. Que seáis líderes en la cultura de la seguridad en medicina. Que no menospreciéis la palabra ansiolisis y la uséis en vuestras gráficas e informes. Y que desechéis la palabra  sedación cuando lo que se os pide es una “simple” anestesia.

La calidad de servicio de las aseguradoras baja en 2014, según los corredores de seguros

12-02-2015

Los socios de la Asociación Española de Corredurías de Seguros (ADECOSE) califican con una nota media del 6,36 la calidad del servicio de las aseguradoras, la peor nota desde que se realiza el Barómetro

Las compañías de seguros bajan su rendimiento en servicio. Al menos así se desprende de la última edición del Barómetro Adecose, presentado ayer en Madrid. El VI BARÓMETRO ADECOSE 2014: Estudio sobre la calidad de servicio de las compañías aseguradoras registra un descenso significativo en la satisfacción media de los encuestados, que otorgan una nota media al sector del 6,36, lo que constituye el peor dato desde que se realiza este estudio, ?el único informe de estas características que existe en el sector asegurador español?, explica la asociación. En 2013 la nota media fue de 7,05.

En la presente edición del Barómetro se ha ampliado el número de aseguradoras valoradas y además, se ha producido un récord de participación, con un total de 100 corredurías y 785 entrevistas realizadas, lo que supone el 85,6% de los socios de ADECOSE.

La nota máxima que dan las corredurías de ADECOSE a la satisfacción del servicio de las aseguradoras es del 7,34 y corresponde a Europea Seguros de Viaje (ERV). Le siguen Chubb (7,2), Hiscox (7,09), Solunion (7,03), Allianz (7,02), Reale (6,95), Markel (6,9), Cigna (6,84), Zurich Global (6,81) y ARAG (6,75). En la pasada edición de 2013, la nota máxima se situaba en 7,79 y en un 7,28 la relativa a la décima posición. En los datos recogidos en 2014, hay alguna compañía que no llega al aprobado, con un 4,92 de nota.

Del Barómetro 2014, se desprende que las diez compañías con las que más colaboran las corredurías de ADECOSE son Allianz, Mapfre, Generali, AXA Seguros e Inversiones, ARAG, Zurich, Plus Ultra Seguros, Reale, DKV y Caser.

A corazón abierto: ¿Hacia dónde camina la sanidad en España?

CONCHA FERRER, presidenta del Colegio de Médicos de Zaragoza
viernes, 14 de noviembre de 2014 / 16:00
La sanidad en nuestro país, tanto pública como privada, vía aseguradoras, está sufriendo importantes cambios; motivados, en parte, por una crisis económica que ha ocasionado múltiples recortes, y un planteamiento de la sostenibilidad de los servicios sanitarios, con una tendencia a un gasto incontrolado, que supone una propuesta de modificaciones en el modelo sanitario.
Los profesionales muestran su preocupación cuando comienzan a contemplar movimientos, a veces poco explicados, tanto en la sanidad pública como en las aseguradoras sanitarias, con fusiones y concentración de los servicios sanitarios en grandes grupos, muchos de ellos gestionados por grandes empresas internacionales.
La situación actual no nos puede hacer olvidar que el sector del aseguramiento sanitario, aunque ha padecido la crisis, no ha sido con la misma intensidad que otros sectores. De hecho, las aseguradoras han seguido aumentando su nómina de asegurados.

Continue reading

Muface está en números rojos por la falta de inversión del Gobierno

El modelo de protección social y asistencia sanitaria de los funcionarios se encuentra en grave peligro. Según las previsiones del Gobierno, Muface se está en números rojos y no contará con liquidez suficiente para hacer frente a sus obligaciones de pago, tal y como venía advirtiendo a lo largo de los últimos años la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F).
La crisis económica y el escaso apoyo económico, tanto del Gobierno actual como del anterior ha generado una paulatina reducción del remanente de tesorería, que se ha visto mermado en 1.052 millones desde 2009, de tal manera que a diciembre de este año, las reservas se situarán por debajo de los 100 millones.
Esta situación ha obligado al Ejecuitivo a modificar sus previsiones e introducir un adelanto de tesorería de 90 millones de euros, a modo de anticipo para hacer frente a los pagos de esta entidad durante los meses de enero y febrero. Este anticipo se ha introducido a través de una enmienda del Grupo Parlamentario Popular al proyecto de presupuestos que se encuentra actualmente en trámite parlamentario. El actual remanente de tesorería no otorga prácticamente margen, dado que no alcanza siquiera para cubrir los gastos de un mes.
Esta situación se produce —según asegura CSI-F en un comunicado— como consecuencia de la reducción paulatina de las aportaciones del Gobierno, la utilización “irresponsable” del remanente, a lo que se suma la paulatina reducción de titulares activos (como consecuencia de la congelación de las ofertas públicas de empleo) y el incremento exponencial de jubilados.
Ante esta situación, CSI-F reclama un pacto político urgente para garantizar la viabilidad del sistema a corto y medio plazo, actualmente “seriamente comprometida” e iniciará una ronda de contactos con el Ministerio de Hacienda, grupos parlamentarios y los diferentes agentes implicados.

La FEAPA se reúne en Madrid

El pasado día 31 se celebró, en la sede central de la SEDAR, la reunión anual de la FEAPA (Federación Española de Asociaciones Profesionales de Anestesiólogos).

La reunión contó, entre otros, con la presencia de los representantes de Barcelona, Valencia, Murcia, Sevilla, Córdoba, Zaragoza, Guipúzcoa, Bilbao y Madrid.

Se presentó el nomenclator de tratamiento del dolor que había sido elaborado por la OMC con la colaboración de la Sociedad Española de Dolor y la SEDAR.

En la reunión se manifestó la gran preocupación existente, a nivel nacional, con algunas compañías sanitarias que retocan los grupos quirúrgicos a la baja, autorizando actos que son inferiores en tiempo y complejidad a los que se realizan, con la consecuente merma económica para los profesionales.

A este respecto también se acordó empezar a recabar datos para introducir en el nomenclator las nuevas intervenciones que van apareciendo y que tienen difícil encaje en el actual.

Por último, también se manifestó la adhesión de la FEAPA a la postura que tiene la SEDAR ante la ley de troncalidad de las especialidades médicas, que puede ningunear gravemente y de forma irreparable la especialidad de Anestesiología.

CONSIDERACIONES FISCALES DE INTERÉS PARA EMPRESAS Y AUTÓNOMOS QUE EVITAN CONTINGENCIAS FISCALES CON LA AEAT

Para el caso de las empresas legalmente constituidas, algunos de de los gastos pueden no estar dentro del concepto de gastos deducibles por lo que el resultado contable será ajustado en el Impuesto de Sociedades eliminando aquellas partidas que no se puedan deducir según la ley vigente, además será considerado como liberalidad por parte de la empresa y se le asignará como retribución en especie a quien haya originado ese gasto. El caso de los autónomos es diferente, ya que sólo tienen que contabilizar los gastos que sean deducibles fiscalmente.

En resumen, únicamente tendrán la consideración de gastos fiscalmente deducibles aquellos que correspondan a operaciones reales, estén correlacionados con la obtención de ingresos, estén debidamente contabilizados, hayan sido imputados temporalmente con arreglo a devengo y estén  debidamente justificados (mediante factura) y siempre que no se trate de gasto no deducibles expresamente indicados en el artículo 14 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades. Continue reading

Los estatutarios temporales pueden reclamar los trienios a la Administración Pública

Lex Sanitaria 4 Octubre 2014
En el ámbito de la Administración Pública, nos encontramos con el problema del personal estatutario temporal al que se le niega el derecho del complemento por trienios. Esta exclusión se basa en la aplicación de lo dispuesto en el artículo 44 del Estatuto Marco, aunque en contradicción con la jurisprudencia reciente. En este sentido, los profesionales se ven en la obligación de llegar hasta los tribunales de justicia para encontrar tal reconocimiento.

La reclamación se inicia en la vía administrativa ante la correspondiente Dirección de Gerencia del Centro que por norma general emite resolución desestimatoria negándose a reconocer el derecho a la percepción de los trienios consolidados, con el argumento de que el personal estatutario temporal no tiene derecho a su percepción. Continue reading